Eung Tae, una momia con historia de amor



Eung Tae es una momia que fue encontrada en el año 2000 en Corea Del Sur y data de 1586. 

Hoy convertida en una historia inspiradora digna de películas, obras de teatro y las mejores obras literarias románticas de dolor y sufrimiento. Fue descubierta con una carta escrita por su esposa embarazada donde relata su profunda tristeza y la agonía que padece por la pérdida de su esposo.

La excavación llevó muchas horas de minucioso trabajo, romper el sello de tierra endurecida, llegar al ataúd y finalmente hacer el hallazgo. Un hombre apuesto, de 1.75 de altura, bigotes y cabellos negros que se conservan aunque este hombre haya vivido hace mas de 400 años. 

Alrededor de los restos habían 13 cartas dirigidas a Eung Tae y gracias a eso se pudo identificar el cuerpo, pero hay una muy especial, una que hizo de esta momia una historia fascinante, la carta de su esposa que es un verdadero poema y esta dirigida a "El Padre de Won".




Esta carta representa el dolor por la perdida de un ser querido, el dolor de una mujer que le pide a su esposo que se le manifieste en sueños y le explique porque la dejo sola faltando así a la promesa que un día este le hiciera, sin duda una carta que logra aguar el guarapo de cualquiera.

Por si fuera poco esta viuda enamorada coloco al lado de la cabeza de Eung Tae un delicado paquete que contiene unas zapatillas hechas con su propio cabello y una dedicatoria que dice: "con mi pelo había tejido esto". Existen referencias coreanas de una tradición sobre fabricar zapatilla con cabello como símbolo de amor o para la recuperación de un enfermo.

El hecho de que el cuerpo este momificado se debe a los enterramientos en Corea Medieval que eran a menudo sellados, por lo que se preservan los materiales orgánicos incluyendo los documentos encontrados.


Transcripción de la carta hallada junto a la momia:





Al padre de Won

1 de junio de 1586


Siempre dijiste: "Amor, vivamos juntos hasta que nuestro pelo encanezca y podamos morir el mismo día. ¿Cómo has podido morirte sin mí? ¿A quién vamos a escuchar mi pequeño y yo, cómo debemos vivir? ¿Cómo pudiste alejarte de mí?

¿Recuerdas cómo tu corazón moraba en mí y cómo yo habitaba en el tuyo? Cada vez que nos acostábamos juntos siempre te decía: "Amor, ¿habrá alguien que se quiera como nosotros? ¿Realmente como nosotros?" ¿Cómo pudiste dejarme así, después de todo?

Es que no puedo vivir sin ti. Es que quiero irme contigo. Por favor, llévame a donde estés. Mi corazón, mis sentimientos hacia ti son lo último que podré olvidar en este mundo. En mi corazón desgarrado solo queda un dolor sin límites. Solo puedo preguntarme: ¿cómo puedo vivir con el niño si nos faltas, pensando en ti, sin fuerzas para sosegarme?

Por favor, respóndeme a todas estas preguntas, lee esta carta y contéstame con todo detalle en mis sueños, en cuanto puedas. Esa es la razón por la que te escrito esta carta y la entierro contigo. Ojalá pueda escuchar tu voz suavemente en mis sueños. Mírala atentamente y habla conmigo. Un día me dijiste que querías decirle algo al niño cuando viniera al mundo, pero te has ido tan repentinamente. Cuando dé a luz al niño, ¿a quién llamará padre?

¿Cómo puedes entender cómo me siento? No existe una tragedia como este dolor mío bajo el cielo. Te has ido a otro lugar, pero no padeces una tristeza tan profunda como la que me dejas. No puedo contar cómo me siento realmente, no puedo expresar mi dolor sin fin salvo con estas palabras ásperas y precipitadas.

Por favor, como te digo, lee atentamente esta carta y ven a mis sueños y muéstrate y hablemos de todas estas cosas. Estoy tan segura de que podré verte en mis sueños. Ven a mí en secreto y muéstrate, ¿Lo harás?. Hay tantas cosas que debo decirte, tanto que queda fuera de esta carta. Adiós.

Te quiere,

Tu esposa

Post populares