Origen del Carnaval; Negritas y Rey Momo

origen-carnaval-caracas

Carnaval, festejo que en la historia ha pasado por fases. Estas fiestas carnestolendas tienen su origen hace 5.000 años cuando en Egipto se le rendía culto a Baco el Dios pagano del vino y a Saturno Dios de la cosecha y la siembra. Eran eventos donde la celebración representaba comida, licor y libertinaje sexual. Básicamente a eso debe su nombre carnaval, fiesta de la carne.

Estás celebración  antecede la cuaresma que son los 40 días antes de las festividades de semana santa, que para los cristianos es fecha de reflexión debido a la muerte y resurrección de Jesús.

En la época romana se continúo con esta costumbre siguiendo los designios del Rey Momo, Dios de la burla, la noche y la locura, quien pertenecía al Olimpo y fue expulsado por su continuo desorden.

A Momo se le considera el Dios del bochinche, la rochela y la gozadera que le encanta disfrazarse y es representado como un arlequín. Actualmente donde se le puede ver más vigente es en Río de Janeiro donde en esta fecha y por los días que duran los carnavales le entregan las llaves de la ciudad y él se apodera de todo. El carnaval más famosas en el mundo es este.

En Venezuela también se celebran desde la llegada de los españoles y durante un tiempo eran fiestas muy parecidas a las celebraciones en Viena y Roma, pero al transcurrir del tiempo se comenzó a convertir en la fecha del toque de queda, esta costumbre se deformó hasta llegar al punto donde la gente se escondía en sus casas y cerraba puertas y ventana porqué los llamados bacantes andaban por las calles llenando a todos los que circulaban de barniz, hollín, agua y almagre. Y no fue hasta el gobierno de Guzmán Blanco donde por ley se prohibió el uso de esos materiales con ese fin y se incorporó a las festividades Venezolanas las carrozas, comparsas, disfraces y confetis.

Luego con la llegada de Pérez Jiménez se acentúo todo el fervor de estas fiestas y se pusieron de moda las famosas negritas que eran mujeres que ocultaban su identidad con este disfraz que se hacían con una malla negra o un mono entero negro y se tapaban el rostro dejando el orificio de los ojos, nariz y boca. Se pintaban los labios y se colocaban pulseras, collares llamativos y por encima de la malla ponían su ropa interior.

Los muchachos dejaban en casa a sus novias y salían a las calles donde estaban las negritas y el coger al galán por el brazo lo convertían en su pareja para bailar todo la noche. Ellas podían besarlos y tocarlos donde quisieran, pero los muchachos a ellas no, porque si alguno de ellos las tocaban o se propasaban, las negritas tenían unos palitos que utilizaban para pincharlos.

Las ‘Negritas’ eran casi siempre muchachas recatadas y tímidas que al disfrazarse podían realizar cosas que no hacían en su vida cotidiana, una especie de alterego. Siempre decían entre juegos y con una voz muy fina y peculiar: ‘¿A qué no sabes quién soy?


Generalmente las personas con más presupuesto iban a clubes y los que tenían menos presupuesto se reunían en las plazas con sus retretas, pero llegó un punto donde las niñas de bien se empezaron a poner celosas porque los señoritos querían a sus negritas y así ellas también comenzaron a disfrazarse. Estos carnavales han dejado historias muy cómicas, como hombres que pensaron que echarían su canita al aire y terminaron enredados con la esposa o novia y sin duda, los épicos cuentos de negritas que en realidad eran negritos y los muchachos se llevaban sus sorpresas.

Se dice que las negritas provienen de Trinidad y Tobago, donde las mujeres usan ropa vistosa colorida y sus carnavales gozan de renombre también.














@bettyna_gruber

Categories