Historia real de Drácula y el empalador

castillo-dracula-interesante


Hace mas de 550 años  en Transilvania, Rumania vivió el príncipe de Velaquia, un joven que luchó contra el expansionismo otomano que amenazaba sus tierras y a Europa. El peleó incansablemente por defender su trono del cual lo destronaron varias veces y el siempre batalla tras batalla lo recuperaba, un hombre que conquistó su puesto siempre. Una de las batallas mas famosas que libro fue la de Belgrado, donde mató a su contrincante Vladislav II.

Vlad Tepes, Vlad El Empalador o Drácula son la misma persona, ese príncipe que sólo de imaginar su existencia, a muchos se les eriza la piel, y él fue frialdad hecha hombre. 

Vlad siempre amable y cortés  convidaba a las personas a cenar a su casa entre lujos y delicias, procuraba ser un perfecto anfitrión, pero no siempre era bueno gozar de sus atenciones. También usaba estos actos sociales para pasarle la factura completa a sus enemigos.



En una ocasión Vlad estuvo encarcelado en Turquía, y al ser liberado supo de la muerte de  su padre, que había sido traicionado y entregado por sus amigos. Este fue enterrado vivo hasta su deceso y Vlad prometió hacer pagar a los responsables. Asi que investigó y supo que esa traición fue por nobles del reino, pero no dió con quien fue exactamente, así que ante la duda, invitó a un gran festín en su casa a todos los nobles que eran cerca de 500,  y finalmente los empalo a cada uno de ellos, luego de que disfrutaran una noche amena y cordial en su castillo. Una vez empalados, llenó una copa con la sangre que escurrían sus victimas, y bebía de ella. 


Evidentemente Vlad fue un hombre drástico, siempre prefirió antes que darle el gusto a los turcos, él mismo matar  a sus pobladores cuando sabía que iban a llegar estos a su territorio, y tras inminente amenaza se encargaba de envenenar sus propias aguas para que turcos murieran envenenados al tomar de ella.


Hoy es una figura heroica muy importante de Rumania


Un delegado papal de la corte húngara, porqué el fue católico  ortodoxo, lo describe físicamente así:

"No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra."

Falleció en el campo, batallando contra los turcos.  algunos dicen que su propia gente lo mató al pasarse de bando, porqué la conquista de los turcos era inevitable. El sultán lo empalo a las afueras de su castillo y luego su cuerpo fue enterrado, pero nunca mas apareció, los amantes de Drácula seguro tienen la explicación. 






Categories