La hacienda La Vega, joya de Caracas




La hacienda La Vega son esos lugares que han sobrevivido a los embates del tiempo y la modernidad de una forma majestuosa. Fue fundada en 1590 y eso la convierte en una de las mas antiguas del hemisferio. 


El periodista Igor Molina realizó una investigación sobre la propiedad, donde logra constatar que se construyó para ser un barrancón de esclavos y fue pasando por las manos de distintos dueños, hasta que tras casi 3 siglos de sucesiones llegó a ser la propiedad de la familia Tovar.

En 1827 precisamente los Tovar reciben al Libertador Simón Bolívar unas noches como huésped  y este queda enganchado del lugar. Queda registrado el gusto que sentía por la hacienda en cartas que le enviaría a Martín Tovar posteriormente estando exiliado en Colombia.

El lugar recoge el esplendor y el encanto de la arquitectura colonial, su techo de caña brava, sus columnas blancas y tejas horneadas que hasta nuestros días continúan recogiendo momentos importantes en el acontecer de la ciudad. 

Esta hacienda fue el primer lugar donde se planteó construir el Country Club de Caracas, pero no fue posible por la negación de los propietarios de aquel momento. La propiedad pertenecía  a la familia Herrera Uslar-Gleichen. Un tiempo después los herederos convirtieron el lugar en un fastuoso hogar para la moda y el arte.
  

Grandes personajes estuvieron aquí, entre ellos: Salvador Dalí, la Princesa Margarita y el Príncipe Carlos. Christian Dior realizó un desfile de modas dentro de la hacienda.


Entre los herederos de la hacienda estaba Mimí Herrera y Reinaldo Herrera, esposo de la diseñadora Carolina Herrera. Durante varios años esta fue la residencia del matrimonio y sus hijas en Caracas.


Luego de la muerte de Mimí fue abandonada durante varios años, pero en la actualidad brilla con gran esplendor, fue reconstruida y ahora recibe visitas guiadas, grandes eventos y exposiciones artísticas que pueden ser consultadas en la programación.


Post populares