Llegó Pacheco, el floricultor de Caracas





*¡¡LL E G O P A C H E C O!!*🌲


¡Llegó Pacheco! exclaman los caraqueños cuando llega diciembre para anunciar que las temperaturas bajaran y el clima se pondrá mas sabroso de lo habitual.

Esta expresión la repiten cada año todos los habitantes, muchos saben la razón de esta frase, otros no, pero aunque tienen una idea de que se trata, su historia es buena recordarla.

En la época de Caracas “de los techos rojos”,  los diciembre, el señor Antonio Pacheco llegaba a la plaza de la Pastora de Caracas, con un arreo de burros cargados de hermosas flores galipaneras, para embellecer la ciudad, acompañado siempre de una copla que lo anunciaba en el camino, y así alegrar el espíritu festivo del caraqueño, a la vez huyendo del tremendo frío que pegaba en las montañas del Ávila.

Pacheco llegaba a Caracas por el Camino de los Españoles y entraba por la Puerta de Caracas, en La Pastora, vendía sus flores frente a la famosa Iglesia de esa zona y descansaba de su difícil viaje, de esta manera la gente comenzó a asociar la llegada del vendedor de flores con la época más fría, desde Noviembre hasta Enero. Los caraqueños al ver a este hombre exclamaban «Allí viene Pacheco», «Bajó Pacheco» o «Llegó Pacheco», de esta forma sabían que las temperaturas estaban bajando en la montaña y que también bajarían a los pocos días en Caracas.

Su llegada  era sinónimo de que se acercaba la Navidad. Él, representaba en ese entonces a la naturaleza, que forzaba con sus espontáneas floraciones a abandonar su refugio, para volcar en la ciudad aquel amoroso y colorido mensaje de flores ; fue y sigue siendo el representante de una tradición que aún perdura en nuestra ciudad y el floricultor mas famoso.

Entre las flores que bajaba Pacheco están los girasoles, rosas, crisantemos, claveles, astromelias, y hasta eucaliptos.


Oficialmente ya sabes quién fue Pacheco.


Fuente: Publicación de Facebook 

Post populares